En busca de un nuevo proyecto

BLOG
20171017_162459

EN BUSCA DE UN NUEVO PROYECTO

Kilifi nos aprendió, nos desaprendió y nos reprendió a partes desiguales. Y aún así nos quedamos con ganas de más. Imposible atacar la pobreza sin acceso a la educación, la educación sin respeto por el entorno, éste sin un desarrollo económico sostenible, y ningún desarrollo podrá ser sostenible sin igualdad. Todo está conectado. Este año queremos un proyecto más completo, y para diseñarlo nos guiaremos por los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

20171008_141246

Objetivo: construir un campamento eco-sostenible. Primero tenemos que elegir la zona basándonos en el entorno. Somos de costa. Empezaremos por ahí.

Octubre 2017. Me reúno con mi amigo Joep en Kenya. Me acompañará en el primer mes de aventura. Además de compañía, aportará la parte de credibilidad y, en cierto modo, de respeto que a mí me niegan como mujer. Será mi voz en reuniones, mi punta de lanza, látigo en la sombra y brazo ejecutor.

Primera parada: Kilifi. Está claro que no puedo ir a Kenia y no visitar la escuela que construimos tres meses atrás.

DSCN7419

Distant Relatives Backpackers es ya como un segundo hogar. Hablamos con Daniel, el anciano del pueblo. Ya nos conocemos, le gusta la idea y se ofrece a ayudarnos a buscar el lugar idóneo y a mediar con los locales.  También me desaconseja visitar la escuela, pero no me dice por qué.

Los requisitos para considerar siquiera un terreno están claros: debe existir un título de propiedad, debe haber acceso (o posibilidad de acceso) a agua y electricidad, debe ser medianamente accesible desde un camino general, y debe estar a no más de 20 minutos a pie de un cuerpo de agua, ya sea la playa o un lago.

20171109_132812

Daniel se ve capaz, tiene ideas. Nos despedimos hasta dentro de unos días. Él se queda organizando visitas, nosotros vamos a explorar la zona oeste.

La costa oeste es preciosa pero se ha vuelto muy turística y elitista, imposible hacer nada en ninguna parte. Se nota cierto interés cuando contamos el proyecto, pero enseguida aplican la máxima de que todo blanco está forrado y sólo vernos aparecer los precios se triplican o se quintuplican mágicamente.

Pasan unos días. Visitamos Diani, Wasini, Shimoni y otros tantos sitios espectaculares. Hay cosas interesantes, ONGs que tienen buena pinta, pero nada para adolescentes. Además, la presión en las playas es brutal.

Niños de la escuela de Kilifi

Volvemos a Kilifi. Quiero ver la escuela, y voy sin avisar para que no se preparen. Al principio hay unos 6 niños, pero en menos de diez minutos ya hay más de treinta. Es muy bonito verlos a todos. Lamentablemente pero como era de esperar, nada de lo que dejamos está en pie, ni siquiera el letrero con el nombre. Los pupitres han desaparecido, igual que todo el material que compramos. No siquiera están los pósters de las paredes. La estructura parece bastante dañada, hay agujeros en algunas paredes. Los niños dan penita. Al menos la última vez que los vimos estaban medio limpios. Hoy tenían mierda y mocos pegados por todas partes.

Terrible. Pregunto, pero aquí nadie sabe nada. Unos dicen que robaron las cosas, otros que los niños lo han gastado. Todos mienten. No hace no tres meses. No me creo nada.

20171017_161252

Hablamos con Daniel. Tampoco se lo cree, especialmente porque el encargado es su hijo mayor. Ha organizado una visita en tres días. Mientras tanto, nos vamos a ver Mida Creek, que es más barato que la zona Oeste y pinta bien.

Mida Creek es uno de los sitios más bonitos del mundo mundial. Nos alojamos en un eco-camp muy básico pero ideal para inspirarse porque tiene muchísimo potencial. Empiezo a contemplar la posibilidad de buscar algo que ya esté empezado. Las obras que hay que hacer en estas tierras son monumentales. Yo sola no puedo, con o sin voluntarios. Me faltan conocimientos básicos.

20171018_104442

De paseo reconocimiento de la zona se nos acercan un montón de niños. No van al cole, nos dicen. Jugamos un rato, nos llevan al pueblo, nos siguen un rato más y nos enseñan la escuela a la que no pueden ir. A la mañana siguiente visitamos la escuela. Hablamos con la directora y pasamos un rato con los alumnos. Otro sitio que parece bien gestionado y medianamente atendido. Se pueden hacer muchas cosas aquí. Es una opción.

El día de la cita, nos dicen que la tierra no tiene título de propiedad, ni agua ni electricidad. No queremos perder el tiempo ni pagar por ver cosas que no nos sirven , pero Daniel insiste en que el título es “conseguible” si nos gusta el terreno. Pero lo tendríamos que pagar nosotros. ¿En serio? ¿Crees que vamos a pagar por poner la tierra a nombre de un señor para que luego igual quiera hacer negocio? De eso nada. Y menos cuando nos pide un tercio del presupuesto. No cuela. Pero vamos igualmente porque ya ha quedado. Daniel sugiere poner todo a su nombre para evitar que nos engañen. Nada va a nombre de nadie que no seamos nosotros. No sé que parte no les queda claro. O es que son incansables.

20171106_105357

Noviembre 2017. Caminamos unos 3 kilómetros desde la carretera hasta la parcela, que es muy bonita. Lo malo es que está al lado de una cantera donde se trabaja de 6 de la mañana a 10 de la noche, por lo que el ruido podría ser un inconveniente. El suelo es muy rocoso, malo para el cultivo pero sólido para las construcciones. La playa está a diez minutos andando, es pequeña pero preciosa. Habría que traer agua y electricidad, pero no parece problema porque hay postes como tuberías cerca. EL señor ha subido un poco el precio pero es asequible. Lo malo, la cantera. Dicen que el 6 meses deja de trabajar, pero tampoco me lo creo. En seis meses volvemos, entonces.

Lamu

Vamos hasta Lamu, pero es zona peligrosa y queda descartada para hacer nada con los chavales.  El verano pasado un amigo me invitó a visitar su campamento en Naivasha. Está a orillas del lago. No es playa, pero es agua. Me sirve. La playa casi descartada, hay mucha más mafia de la que habíamos visto antes.

Volvemos a Kilifi. Otra visita a otro terreno, bajo un diluvio universal. Caminamos más de 6 kilómetros desde la carretera hasta la parcela, está a una hora a pie de la playa, que también caminamos bajo la lluvia, y no tiene nada. Para entonces ya estamos de unos malos humos considerables. ¿Qué parte de requisitos mínimos no entiende esta gente? Pulmonía garantizada hoy.

Hemos recorrido la costa de oeste a este. Desde casi Tanzania hasta casi Somalia. Y seguimos sin las cosas muy claras.

ruta2

Sanctuary Farm en Naivasha es parte de un parque natural, y es otra maravilla de la naturaleza. ME han habalado muy bien de ese lugar, y por fin voy a vistarlo. Es llegar y enamorarte. Los animales están delante de ti, en libertad, y los puedes ver desde la tienda de campaña con un poco de suerte. El campamento apenas está empezado, así que hay trabajo de sobra. Pasamos unos días, y cuanto más tiempo pasamos, más nos encaja en los planes. Y no solo en cuanto a desarrollo sostenible. Estos chicos son artistas y músicos con mucho talento. Mezclar las dos cosas sería genial. Empieza a formarse una idea en mi cabeza. Por fin, algo de esperanza.

DSCN7873

Joep tiene que irse. Me quedo sola pero contenta, y muy ocupada. Volvemos a Kilifi a cerrar cositas y a despedirnos, Joep se marcha y yo vuelvo a Naivasha, a empezar a trazar un plan. Los chicos de allí están encantados con la idea.

La segunda estancia en Naivasha es más larga y más ajetreada. Hay trabajo que hacer y pocas manos. Tengo que ir a Meru a mi última visita. Hay un orfanato/granja/comunidad sostenible que organiza cursos de liderazgo y sostenibilidad para jóvenes africanos y extranjeros. Voy a ver de qué se trata. Hasta ahora, es lo que mejor suena.

3

Kithoka Amani Children’s Home & Tiriji Eco-centre, en Meru, son el broche perfecto. El eco-centre está alejado del centro, en las faldas del monte Kenya, el segundo más alto de África después de Kilimanjaro. La zona es preciosa, algo más fresquita que en la costa. Hay unos 40 niños, y son muy especiales. Todos vienen de situaciones de violencia, pobreza extrema o son víctimas directas o indirectas del VIH. Han creado un programa muy interesante de empoderamiento para jóvenes (y no tan jóvenes) , y además están creando una comunidad resiliente y ecosostenible que va bastante avanzada. Es un buen ejemplo de cómo hacer algo bien hecho. Además, tienen programas adicionales de empoderamiento de la mujer, de adquisición de habilidades para personas desfavorecidas, programas educativos, etc. Me encanta. Decidido.

Karambu2

Han sido casi tres meses de idas y venidas, entrevistas, visitas, cientos de kilómetros, aventuras, desventuras, y mucha gente inspiradora en el camino.

Diciembre 2017. Ahora toca hilarlo todo y crear nuestra propia versión. Sostenibilidad, liderazgo consciente, educación para la paz, vida en comunidad, creatividad, arte y música. “Building for Peace in Kenya, 2018”. Proyectazo.